Durante estos últimos días hemos recibido constantes muestras de apoyo y solidaridad junto con reacciones de incredulidad ante la resolución adoptada por el Ayuntamiento de Marratxí.