Índice del Planeta Feliz

Por Jorge Guardiola de Economistas Sin Fronteras para el blog Zona Crítica de eldiario.es

Las reglas del juego económico deberían evolucionar para dar espacio a la búsqueda de la felicidad y el respeto de las necesidades y el bienestar emocional de los demás

La inteligencia emocional está de moda. Hay muchos libros que nos invitan a comprender nuestras emociones y las de los demás, y que ponen en relieve los grandes beneficios de ser empático, altruista y cooperativo. Muchos educadores y técnicas de aprendizaje apuestan también por la inteligencia emocional como forma de educar a las nuevas generaciones y resolver los conflictos. Múltiples estudios científicos en psicología demuestran que las personas con inteligencia emocional alta tienen mayor felicidad. 

España logra el puesto 76 en el Índice de Felicidad del Planeta, que destaca la importancia del medio ambiente para el desarrollo humano

Costa Rica es el país más "rico" del mundo, España ocupa el puesto 76 en este ranking y Estados Unidos, el 114. Al menos, según el denominado Índice de Felicidad del Planeta (HPI). Sus responsables, una ONG de economistas británicos, quieren demostrar que el modelo de desarrollo actual basado en la sobreexplotación de los recursos naturales es insostenible y, además, no hace más felices a los ciudadanos.

. La felicidad se analiza en términos económicos en un intento de medirla
. Los expertos buscan qué relación hay entre la felicidad y el paro o la inflación
. Aseguran que dado un nivel básico de renta, "el dinero no da la felicidad"
. Nos hace más felices compararnos con los demás que tener más dinero
. En el reino de Bután han creado un índice para medir la Felicidad Interior Bruta

"La salud, la amistad, y un motivo por el que vivir" son las claves para ser felices con independencia de las fluctuaciones económicas, según el psicólogo Javier Urra, y siempre que tengamos garantizados unos mínimos básicos para vivir sin angustia. 

Para la deportista de alta montaña Edurne Pasaban, la felicidad es disfrutar "del día a día, del ahora", "es el camino que recorres hasta llegar a la meta".

¿Y si los indicadores económicos no fueran suficientes para medir el bienestar de una sociedad? Hace 35 años, en un aislado reino del Himalaya, un carismático rey decidió que era más importante la felicidad interior bruta que el producto interior bruto. Hoy, Bután es la democracia más joven del mundo y el exótico campo de pruebas de uno de los debates más interesantes del pensamiento económico global.

Detrás de las grandes historias suele haber grandes personajes. Y nadie que haya visitado su pequeño reino del Himalaya podrá negar ese calificativo a Jigme Singye Wangchuck, cuarto rey de Bután, cuya aura misteriosa y novelesca parece respirarse en cada uno de los hogares de este país del tamaño de Suiza, con apenas 700.000 habitantes, al que el cuarto rey convirtió el año pasado en la democracia más joven del mundo.

El crecimiento económico no siempre va ligado a la sensación de bienestar - El Gobierno francés modificará las estadísticas para reflejar con más rigor el grado de satisfacción de los ciudadanos

Nada parece imposible para Nicolas Sarkozy. La penúltima cruzada del presidente francés es lograr que los indicadores económicos reflejen algo tan difícil de medir como el bienestar de los ciudadanos. Sarkozy pretende derribar "la religión del número" que todo lo basa en el Producto Interior Bruto (PIB) y no tiene en cuenta las desigualdades sociales o el medio ambiente. Los expertos le reconocen parte de razón, y creen que su propuesta es buena porque abre un debate. Sin embargo, defienden las ventajas del PIB como sistema homologado, califican de utópica la intención de cuantificar la felicidad y advierten de que detrás de esta propuesta podrían esconderse motivos ideológicos y comerciales.

Download the new report The Happy Planet Index 2.0: Why good lives don’t have to cost the Earth, first published in July 2009. The report presents the results of the second global compilation of the Happy Planet Index, based on improved data for 143 countries around the world – representing 99 per cent of the world’s population. The results shows that globally we are still far from achieving good lives within the Earth’s finite resource limits. But although the evidence shows that we are heading in the wrong direction, the achievements of some countries around the world provide reasons to believe that we can achieve true sustainable well-being.

[Unai Belaustegi] "Planeta Zoriontsuaren Indizea 2.0" txostena aurkeztu berri dute. 143 estatu hartu dituzte kontuan ikerketa egiteko, munduko populazioaren %99 ordezkatuz. Lehen postuan Costa Rica agertzen da. AEBak topatzeko 114. posturaino jaitsi beharra dago. Eta, noski, zoriontasuna nola neurtu duten ere azaltzen da txostenean.

Pie de página

Promueve

Tema & Diseño por Investic con Drupal
Distribuir contenido