Crisis Alimentaria

Prestigiosos chefs de todos los países de la cuenca mediterránea, junto a Austria, se han unido a WWF en su campaña para fomentar el consumo responsable de pescado. Para ello, la organización ha lanzado hoy su guía online orientada a los consumidores. Una útil herramienta, disponible en once idiomas, en la que cada chef presenta una inspiradora receta con una de las especies cuyo consumo está recomendado por WWF.

Por Isabel Álvarez para ElSalmonContracorriente

¿Qué ocurre con esa pérdida, con todos los alimentos tirados a la basura antes de entrar en la cadena? ¿Qué ocurre con el alimento producido en otro modelo que no encuentra canales para su comercialización porque las grandes superficies destruyen a lo pequeño?

Por Esther Vivas

Comemos petróleo, aunque no lo parezca. El actual modelo de producción, distribución y consumo de alimentos es adicto al "oro negro". Sin petroleo, no podríamos comer como lo hacemos. Sin embargo, ante un escenario donde cada vez va a ser más difícil extraer petróleo y éste resultará más caro, ¿cómo vamos a alimentarnos?

La agricultura industrial nos ha hecho dependientes del petróleo. Desde el cultivo, la recolección, la comercialización y hasta el consumo, necesitamos de él. La revolución verde, las políticas que nos dijeron modernizarían la agricultura y acabarían con el hambre, y que se implementaron entre los años 40 y 70, nos convirtieron en "yonquis" de este combustible fósil, en parte gracias a su precio relativamente barato.

Fecha y Hora: 
Sab, 24/05/2014 - 09:30 - 19:30
Lugar de la actividad: 
Espacio Abierto FUHEM c. Duque de Sesto, 40 28009, Madrid

Impartido por:
Esther Vivas

Introducción:
El sistema agrícola y alimentario no funciona. Vivimos en un mundo que condena a millones de personas al hambre mientras diariamente se tiran toneladas de comida, que hace desaparecer al campesinado de nuestras tierras, que acaba con la diversidad agrícola y que, además, nos pone enfermos. ¿Quién sale ganando con este modelo? ¿Quiénes pierden? ¿Qué podemos hacer?

Fecha y Hora: 
Sab, 17/05/2014 - 09:30 - 19:30
Lugar de la actividad: 
La Ciclería Social Club, C/Gavín 6, Zaragoza

Esther Vivas visitará Zaragoza con la colaboración de REAS Aragón el próximo 17 de mayo para poner 'patas arriba' el actual sistema de producción, distribución y consumo de alimentos. Inscripción previa. ¡Si puedes no te lo pierdas!.

Impartido por: Esther Vivas

Con el apoyo de: REAS Aragón

Artículo de Gustavo Duch

Hace unas semanas, coincidiendo con el Día Mundial de la Alimentación, se nos alertó de una nueva subida de precio de los alimentos, con repercusiones que ya se contabilizan en los registros funerarios de los países más vulnerables, sobretodo en el Sahel. El argumento difundido, las malas cosechas que tuvo la agroindustria este año en Estados Unidos, ya sabemos que es mitad mentiroso, mitad incompleto, y por suerte la información se nos amplia y las verdaderas causas afloran: el precio de la materia prima sube -como en las anteriores crisis alimentarias- por (a) las grandes cantidades de cereales que se destinan a elaborar combustibles (¿recuerdan hace seis y siete años cuando se advirtió de los inconvenientes de esta nueva tecnología?); (b) por la especulación que de las futuras cosechas se hace en las bolsas financieras; y (c) -esto es más novedoso- por la cada vez mayor cantidad de tierra fértil que está pasando de las manos campesinas al patrimonio de bancos, empresas y fondos de inversión.

La especulación sobre las cosechas atosiga a los países más pobres al inflar los precios de los alimentos básicos

Cuentan que transcurrían los años de la República, en la España a dos tintas, en blanco y negro, y en Andalucía un jornalero rechazó el dinero que le ofrecía un cacique para obtener su voto en unas elecciones. "En mi hambre mando yo", dicen que dijo aquel desheredado atado al campo, pero sin los grilletes de la obediencia al capital.

Esther Vivas

La crisis alimentaria azota el mundo. Se trata de una crisis silenciosa, sin grandes titulares, que no interesa ni al Banco Central Europeo, ni al Fondo Monetario Internacional, ni a la Comisión Europea, pero que afecta a 870 millones de personas, que pasan hambre, según indica el informe 'El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo 2012', presentado esta semana [09/10] por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El hambre, creemos, cae muy lejos de nuestros confortables sofás. Poco tiene que ver, pensamos, con la crisis económica que nos afecta. La realidad, pero, es bien distinta. Cada vez son más las personas que pasan hambre en el Norte. Obviamente no se trata de la hambruna que afecta a países de África u otros, pero consiste en la imposibilidad de ingerir las calorías y proteínas mínimas necesarias, y esto tiene consecuencias sobre nuestra salud y nuestras vidas.

La FAO (organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación) se funda en 1944, al tiempo que el nuevo orden capitalista tras la II Guerra Mundial. Su objetivo declarado es luchar contra la inseguridad alimentaria que afecta a más del 20% de la humanidad. Sin embargo, aliada desde su nacimiento con el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio, se ha convertido en el brazo técnico del orden alimentario internacional que controla la agricultura y la alimentación.

Al remover todos los obstáculos para el desarrollo de una agricultura y alimentación mundial mercantilizada, ha aumentado la inseguridad alimentaria. Por un lado, promoviendo una agricultura y ganadería industrial altamente dependientes de químicos, maquinaria y energía para un mercado global.

El mundo está de nuevo al borde de una nueva crisis alimentaria, que amenaza ser peor que la de 2008- .  El maíz y el trigo están subiendo  un 23 y un 19%, respectivamente. Crisis alimentaria que sin duda  afectará gravantemente  a miles de personas en los países del sur, pero que también tendrá sus efectos en Europa, donde las grandes industrias alimentarias ya han anunciado que harán importantes subidas de precios a partir de septiembre.

Está crisis viene desencadenada por la fuerte sequía que sufre  Estados Unidos. La pregunta es obligatoria ¿Cómo puede tener tanto efecto a nivel mundial?. Entre otras muchas causas está el hecho que los últimos años a través de tratados de libre comercio con países del sur Estados Unidos ha conseguido convertirse en el mayor productor de maíz del mundo, exportando a países hasta hace pocos años productores y excedentarios y pasando a ser dependientes como México, Guatemala, etc, perdiendo así  soberanía alimentaria y arruinando a miles de campesinos. ¿Recuerdan la crisis de la tortilla en México en 2007?

Hay un producto capitalista más atractivo que el oro, más rentable que el petróleo y más codiciado que las acciones de Apple: la tierra.

En los últimos diez años en África, América Latina y el Sureste Asiático, 230 millones de hectáreas han sido cedidas, vendidas o alquiladas a estados petroleros, potencias emergentes, conglomerados industriales, fondos de inversión y bancos. Es como si hubieran comprado a Francia, España, Alemania, Reino Unido, Italia, Portugal, Irlanda y Suiza juntos. Una fiebre de miles de millones de dólares que está trastornando el planeta al establecer plantaciones gigantes donde antes solo había sabanas, selvas y pequeñas parcelas. El mundo está jugando con su equilibrio y su sostenibilidad.

EL 10 de septiembre de 2003 ponía fin a su vida Lee Kiung Hae, pequeño agricultor asiático que se inmoló como protesta ante la cumbre que la Organización Mundial del Comercio (OMC) celebraba en Cancún (México), denunciando de esta manera las políticas que este organismo llevaba a cabo en su país. Desde aquel año se celebra en ese día el día internacional de lucha contra esta institución.

Una acción de protesta tan drástica y desesperada como la de Lee Kiung Hae puede sorprender desde nuestra perspectiva urbano-europea, pero no era el primero ni fue el último, y son miles los campesinos que en su lucha contra el capitalismo global han dejado y dejan su vida, más allá de los millones que mueren por sus políticas directamente.

Christian Parenti, autor de Tropic of Chaos: Climate Change and the New Geography of Violence (Nation Books), editor colaborador de la revista Nation y Socio escritor de la City University of New York

La respuesta es: mucho más de lo que se pueda imaginar. Para empezar, esa barra se puede "interpretar" como si fuera una muestra básica extraída del corazón de una sombría economía global. Vista de otro modo, revela algunas de las líneas de falla cruciales de la política mundial, incluyendo los orígenes de la primavera árabe que ahora se ha convertido en un verano de descontento.

Más allá de la grave sequía que sufre el Cuerno de África, hay toda una serie de razones estructurales que denuncia la red ¿Quién debe a quién?, en la que participa Ecologistas en Acción, y que están detrás de esta nueva hambruna.

Según la FAO “la hambruna en Somalia ha provocado la muerte de decenas de miles de personas en los últimos meses, y la situación podría agravarse”. Las causas de la hambruna en el Cuerno de África, y en Somalia en particular, no se limitan a la situación de grave sequía.

Fecha y Hora: 
Vie, 29/07/2011 - 20:30 - 23:00
Lugar de la actividad: 
Amayuelas de Abajo - Palencia

125º - Foro para el diálogo y la expresión de nuevas utopías

TEMA: Agronegocio y especulación financiera. Crisis alimentria y mil millones de personas hambrientas en el mundo.

PONENTE: ANDONI GARCIA ARRIOLA, campesino, miembro del sindicato EHNE VIZKAIA y miembro de la ejecutiva de COAG

Ponencia de José Antonio Bastos, Presidente de Médicos Sin Fronteras en el Foro Nueva Sociedad. Madrid, 22 de junio de 2011

La crisis humanitaria en la actualidad atraviesa cuatro problemas que se explican en la ponencia que se adjunta en archivo, y que limitan la atención a las personas que están en zonas de guerra, limitaciones al acceso que también se originan en esta parte del mundo y no solo en las zonas de conflicto.

"La sequía que afecta a once millones de personas en el Cuerno de África, la peor en 50 años, se ha convertido en hambruna en dos regiones de Somalia. La ONU ha declarado que en Bakool y Lower Shabelle, al sur, el 30% de los niños sufre malnutrición aguda y que dos adultos y cuatro niños de cada 10.000 mueren de hambre al día, algo que no sucede desde hace 19 años" así comienza un artículo de ayer en El País.

A raíz de este aviso de la ONU reproducimos otra noticia de Público que consideramos está más cerca del origen de la hambruna.

La OCDE y la FAO dicen que la subida de las materias primas está aquí para quedarse

La relajación de los precios de los alimentos en mayo no debe ser un motivo para bajar la guardia, según advirtieron ayer la OCDE y la agencia de Naciones Unidas para la alimentación, la FAO. En un estudio conjunto que prepara la reunión de ministros de Agricultura del G-20 la próxima semana en París, los organismos avisan de que el precio de las materias primas y de los alimentos tendrá una subida constante en los próximos años.

La mitad de los españoles ha variado su dieta en los últimos dos años

[Rebecca Blackwell / Oxfam] En todo el mundo las personas están cambiando su dieta por el aumento del precio de los alimentos, según se desprende de una encuesta hecha pública hoy por Oxfam, Intermón Oxfam en España, en el marco de la campaña mundial CRECE, que quiere asegurar que todas las personas tengan siempre suficiente para comer. Los ministros de Agricultura del G20 se reúnen en Francia la próxima semana y tratarán entre otros temas la crisis global de los precios de los alimentos.

Estos Gobienos quieren poner coto a la avidez extranjera por sus codiciadas y extensas tierras aptas para la producción de alimentos. Más allá de matices, las medidas son, en general, tímidas.

Ninguno de los tres países socios en el Mercosur (Mercado Común del Sur), junto a Paraguay, plantean un rechazo a la adquisición de tierras por parte de capitales privados y estatales extranjeros, ni fijan regulaciones sobre uso del suelo ni revisan lo que ya se vendió. Pero sí procuran poner límites frente a la creciente adquisición de estas propiedades agropecuarias por parte de otros países, que buscan así facilitar el abastecimiento de sus propios mercados de alimentos o utilizar esas tierras como instrumento de inversión especulativa.

Pie de página

Promueve

Tema & Diseño por Investic con Drupal
Distribuir contenido