Mundo

Las elecciones parciales en Estados Unidos revelan un nivel de ira, miedo y desilusión en el país que no puedo comparar con nada de lo vivido hasta el momento. Los demócratas, desde que llegaron al poder, cargan con la culpa de la repugnancia que genera nuestra actual situación socioeconómica y política.

En una encuesta Rasmussen del mes pasado, más de la mitad de los “americanos convencionales” veían con buenos ojos al movimiento Tea Party (un reflejo del espíritu de desencanto).

Los motivos de queja son legítimos. Desde hace más de 30 años, los ingresos reales de la mayoría de la población se han estancado o han disminuido, mientras que las horas laborables y la inseguridad han ido en aumento, junto con las deudas. La riqueza se ha ido acumulando, si bien sólo en unos pocos bolsillos, lo que ha llevado a una desigualdad sin precedentes.

Hace unas cuantas semanas, en una reunión con colegas economistas sobre economía solidaria, ante la novedad del tema surgieron, como era de esperar, algunas objeciones. La más radical argüía un poco de la siguiente manera: “No tiene sentido que discutamos de utopías irrealizables, ni de planteamientos deductivistas. Si queremos hacer algo concreto por la gente, hay que trabajar en el plano de la realidad que existe e intentar ‘arar con los bueyes que tenemos’ para hacer las cosas lo mejor posible”. La mayoría de los presentes prefirió no reaccionar. Pero se puede responder a esta objeción.

Hay más de un buen argumento para contestar esta especie de “neopragmatismo” bien intencionado. Se comprende además que éste se halle asociado con el desencanto de quienes apenas hace un par de décadas se sintieron engañados por planteamientos ideológicos revolucionarios con los que se habían comprometido y que no condujeron a la prometida eliminación de la injusticia e inequidad de la economía actual.

. La felicidad se analiza en términos económicos en un intento de medirla
. Los expertos buscan qué relación hay entre la felicidad y el paro o la inflación
. Aseguran que dado un nivel básico de renta, "el dinero no da la felicidad"
. Nos hace más felices compararnos con los demás que tener más dinero
. En el reino de Bután han creado un índice para medir la Felicidad Interior Bruta

"La salud, la amistad, y un motivo por el que vivir" son las claves para ser felices con independencia de las fluctuaciones económicas, según el psicólogo Javier Urra, y siempre que tengamos garantizados unos mínimos básicos para vivir sin angustia. 

Para la deportista de alta montaña Edurne Pasaban, la felicidad es disfrutar "del día a día, del ahora", "es el camino que recorres hasta llegar a la meta".

De la servidumbre moderna es un libro y un documental de 52 minutos producidos de manera totalmente independiente; el libro (y el DVD que contiene) es distribuido gratuitamente en algunos sitios alternativos de Francia y de América Latina.

El texto fue creado en Jamaica en octubre de 2007 y el documental fue terminado en Colombia en Mayo de 2009. El objetivo central de esta película es poner al día la condición del esclavo moderno en el marco del sistema totalitario mercantil y dar a conocer las formas de mistificación que ocultan esta condición servil. Fue concebida bajo la única intención de atacar de frente la organización dominante del mundo.

La mayoría de nosotros damos por hecho el sistema monetario vigente, pero tiene una influencia en nuestras vidas ampliamente incomprendida. THE MONEY FIX (La Solución al Dinero) es un documental completo que explora la relación de nuestra sociedad con el todopoderoso dólar americano.

THE MONEY FIX examina el patrón de las relaciones económicas tanto en el mundo natural como en el mundo de los humanos y a través de esta lente aprendemos como podemos asumir el control rediseñando el flujo de los intercambios económicos a nivel de la comunidad. El filme documenta tres tipos de sistemas monetarios alternativos, todos los cuales ayudan a resolver los problemas económicos para sus respectivas comunidades en los cuales operan.

Por encargo de Hegoa (Instituto de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación Internacional), REAS Euskadi ha preparado un curso descargable de introducción a la economía solidaria.

Se trata de un curso de 14 horas de duración dividido en 6 sesiones y se ofrecen todos los materiales necesarios (guía didáctica, bibliografía, desarrollo de cada sesión, documentos y dinámicas, etc.) para que cualquier colectivo pueda desarrollarlo.

El descenso de la biodiversidad, unido al aumento de la demanda de recursos, ha superado la capacidad regenerativa del planeta

De seguir el ritmo actual de degradación del medio ambiente y, en paralelo, el aumento de la demanda de recursos, la humanidad necesitaría dos planetas como la Tierra en 2030. En su nuevo informe Planeta Vivo, la organización ecologista WWF muestra cómo estos dos fenómenos, el descenso de la biodiversidad y el aumento de la huella ecológica, están provocando el colapso de la capacidad del planeta para recuperarse. "Sólo una apuesta por las energías renovables y un cambio drástico en la dieta alimenticia podrían cambiar este destino", aseguran desde WWF.

Artículo de Jordi Gascón de Acció per un Turisme Responsable, en el boletín Turismo y Desarrollo de la Asociación Alternativas

Se van a cumplir treinta años de la instauración del Día Mundial del Turismo por parte de la Organización Mundial del Turismo (OMT). La decisión se tomó en una asamblea general de esta organización que tuvo lugar en la ciudad española de Torremolinos, un icono del desarrollismo turístico durante la dictadura del general Franco.

Según reza el acta de esa asamblea, "la principal finalidad del Día Mundial del Turismo es fomentar el conocimiento entre la comunidad internacional de la importancia del turismo y sus valores sociales, culturales, políticos y económicos".

Siglos de guerras, de enfrentamientos, de luchas entre pueblos y de conflictos de clase nos están dejando una amarga lección. Este método primario y reduccionista no nos ha hecho más humanos, ni nos aproxima más unos a otros, ni mucho menos nos ha traído la tan ansiada paz.

Vivimos en permanente estado de sitio y llenos de miedo. Hemos alcanzado un estadio histórico que, en palabras de la Carta de la Tierra, "nos convoca a un nuevo comienzo". Esto requiere una pedagogía, fundada en una nueva conciencia y en una visión incluyente de los problemas económicos, sociales, culturales y espirituales que nos desafían.

RIPESS vuelve a tener web, o lo que es lo mismo, la Red Intercontinental de la Promoción de la Economía Social y Solidaria que agrupa el movimiento social de más de 65 países y que se organiza por continentes, ya tiene una ventana abierta al mundo.

RIPESS como red de redes, esta compuesta de redes intercontinentales que a su vez reúnen redes nacionales y redes sectoriales. La RIPESS cree en la importancia de una globalización de la solidaridad con el fin de construir y de reforzar una economía que coloque a la gente y al mundo en el centro. De Lima a Québec, de Dakar a Luxemburgo, la RIPESS organiza foros mundiales cada cuatro aňos con el fin de crear un nexo para el aprendizaje, el intercambio de información y la colaboración.

Ver nueva página web:

Como siempre nuestros humoristas preferidos suelen retratar muy bien la realidad. Se está celebrando en Nueva York una cumbre que revisa los ocho objetivos del milenio cuyo objetivo es erradicar la pobreza en 2015. Ya hemos hablado en este blog sobre los objetivos del milenio, que deberían estar cumplidos en 2015 y os recordamos:

Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
925 millones de personas pasan hambre en el mundo (13′5%), cuando se fijaron los Objetivos del Milenio (año 2000), el porcentaje de personas sufriendo hambruna era del 14%, el objetivo es que en 2015 tiene que quedar reducido a la mitad, al 7%.
Lograr la enseñanza primaria universal.
Uno de cada diez niños y niñas en edad de estudiar primaria no asiste a la escuela y de ellos casi la mitad vive en África subsahariana, “sólo” son necesarios 16.000 millones de dólares anuales adicionales para alcanzar este objetivo.

Comunicado de prensa de La Vía Campesina

Glendive, Montana, EEUU (10 de septiembre 2010). La Vía Campesina, un movimiento campesino global que representa a pequeños agricultores, trabajadores sin tierra, pescadores, mujeres rurales, juventud y pueblos indígenas, con 150 organizaciones miembros de 70 países en cinco continentes, ha denunciado la reciente adquisición de acciones de Monsanto por parte del fideicomiso de la Fundación Bill & Melinda Gates. La Fundación Bill & Melinda Gates fue fundada en 1994 por William H. Gates, fundador de Microsoft, y hoy ejerce una influencia hegemónica sobre las políticas globales de desarrollo agrícola.

En el marco del proyecto "Acercando redes de Economía Solidaria Norte-Sur. Compartiendo y sistematizando buenas prácticas" financiado por el Gobierno Vasco y coordinado por Emaús Fundación Social (EFS) y en consorcio con REAS Euskadi, el pasado mes de julio, un grupo de personas de ambas instituciones y del Instituto HEGOA de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) viajaron a Buenos Aires para trabajar durante una semana junto a personas investigadoras de la Red de Investigadores Latinoamericanos de Economía Social y Solidaria (RILESS).

La economía solidaria constituye una vasta constelación de prácticas de producción, comercialización, consumo y crédito alternativas a las capitalistas, que se está desarrollando con fuerza a lo largo del mundo desde los años ochenta del siglo pasado. Más resistente a la crisis actual que las empresas convencionales, la economía solidaria puede devenir embrión de una economía poscapitalista si consigue crecer, mantener su doble dimensión de sector socioeconómico y de movimiento social, articularse en mercados sociales que la desconecten del mercado capitalista y forjar alianzas con el resto de sujetos de cambio social y de economías críticas.

Ver y actuar es un video blog cuyo objetivo es dar a conocer videos, cortos y documentales sobre valores, consumo responsable, comercio justo, educación para el desarrollo, campañas, lucha contra la pobreza, recursos y medio ambiente. Se trata de una reciente iniciativa que forma parte del área de sensibilización y formación de El Surco, un proyecto de Comercio Justo y Consumo Responsable de Cáritas Diocesana de Tenerife.

“Me gustaría recomendar Los animales salvan el planeta, una serie de cortos con un mensaje directo y un punto de humor. El documental Home tiene unas imágenes que sorprenderán a cualquiera que lo vea, ya que nunca antes habrá visto el planeta desde esa perspectiva. Y también El circo de la mariposa y Binta y la gran idea son dos grandes historias para que todo el mundo vea”, asegura Miguel Ángel González Martín, responsable de El Surco.

La solidaridad, cuando interviene en las relaciones económicas, se convierte en fuerza productiva y en un factor económico, que permite que la unión de voluntades tras objetivos económicos influya en el desarrollo de la productividad y eficiencia de las operaciones. Así, la solidaridad genera una energía social cuya aplicación en la actividad económica, junto a otros factores, desarrolla eficiencia y productividad.

Esta energía, conocida como Factor C, está presente en los procesos de actuación cooperativa y solidaria de las experiencias económicas que incorporan la dimensión social en su actuación. Podemos decir que la economía solidaria es la Economía del Compartir, compartir el trabajo y los frutos que esta genera.

Mensaje del equipo editorial

Puesto que regularmente nuevos lectores se interesan a nuestro boletín, consideramos que es importante, al inicio de nuestro de nuestro 8°año de edición, presentar una reseña de nuestra publicación y quienes somos.

Al inicio de este año, fuera de un breve artículo sobre el Foro Social de Detroit que se llevó a cabo durante el pasado mes de junio, anunciamos una serie de eventos y una publicación que presenta un texto escrito por Yvon.

¡Miles de Cancún por la justicia climática!

La Vía Campesina* convoca a los movimientos sociales y llama al pueblo a movilizarse en el mundo.

Los movimientos sociales de todo el mundo se están movilizando para la 16ª Conferencia de las Partes (COP 16) de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) que se celebrará en Cancún, del 29 de noviembre al 10 de diciembre de 2010.

La COP 15 en Copenhague demostró la incapacitad de la mayoría de los gobiernos para enfrentarse a las causas reales del caos climático. La presión de los EE.UU. para aprobar de forma antidemocrática el llamado "Entendimiento de Copenhague", con el fin de desconocer los débiles compromisos de Kioto de Naciones Unidas y dejar solo mecanismos voluntarios en base al mercado.

Valor social: una aportación que empieza en cada persona

La primera razón por la que cada persona debe plantearse su aportación de valor social puede no ser la primera que le motive, ni tan siquiera la primera con la que construya su argumentario. Conforme se profundiza en el sentido del valor social se tiene más claro que la primera razón es y debe ser la honestidad. Honestidad con uno mismo y con aquellas personas confiadas en que, de nuestro trabajo, fructifiquen resultados que aporten soluciones reales para todas las personas. Honestidad porque otras tantas necesidades por cubrir verán restringidos sus caminos al haber detraído recursos para llevar a cabo algo que estamos convencidos es importante. Nos podemos sorprender de lo difícil que nos resulta, en más de una ocasión, encontrar ni tan siquiera la honestidad con uno mismo.

INTRODUCCIÓN. Las prácticas económicas solidarias, que se presentan como alternativa al individualismo competitivo característico del comportamiento capitalista, no son nuevas. Han estado presentes –en mayor o menor grado según los momentos– en la acción y en la historia del movimiento obrero.

El cooperativismo, las sociedades de socorro mutuo, el consejismo y la ocupación de fábricas han representado, junto a los partidos y los sindicatos de clase, formas de autoorganización y lucha de los trabajadores frente a los males provocados por el capitalismo industrial. En el «Discurso inaugural de la Asociación Internacional de Trabajadores», en 1864, Marx reconocía en el movimiento cooperativista de su época una muestra de que la producción moderna no necesita la existencia de patrones y de que la iniciativa de los trabajadores libremente asociados representa una opción ante la economía política de la propiedad.

Pie de página

Promueve

Tema & Diseño por Investic con Drupal
Distribuir contenido