Banca cívica

La lista de inversiones irresponsables de Banca Cívica en armamento aumenta con 3 empresas más...

HASTA CUÁNDO CON EL DINERO DE SUS CLIENTES.. ?


Alestis Aerospace

Alestis Aerospace es un proveedor de aeroestructuras cuyas actividades se enmarcan dentro del campo del diseño, desarrollo, fabricación y postventa de conjuntos estructurales para la industria aeronáutica.

Entre sus clientes podemos destacar a Airbus Military, Embraer y Aernnova. Todos ellos fabricantes de aviones con uso militar.

http://www.alestis.aero/index.php?id=9

Banca cívica posee el 36% a través de Cajasol, en una participación conjunta con Unicaja y BEF.

Diferentes colectivos agrupados bajo el nombre de "Banca Cívica sin Armas" han denunciado hoy, con un acción realizada junto a la sucursal de Banca Cívica ubicada en la calle Chapitela de Pamplona, las inversiones en armamento de este grupo bancario.

Aprovechando el carnaval, esta organización ha realizado una parodia de un "top manta armado", en la que varias personas, disfrazadas de banqueros han alertado a los viandantes sobre la relación del grupo Banca Cívica con la industria armamentística, mientras mostraban en el suelo una manta con diferentes armas.

Hoy, viernes 16 de Diciembre, ha tenido lugar enfrente de las oficinas centrales del grupo Banca Cívica en Pamplona-Iruñea el inicio de la Campaña Banca Cívica Sin Armas impulsada por AA-MOC-KEM,  SETEM Navarra - Nafarroa, y los Grupos de Iruña contra las Guerras - Palestina Elkartasuna Ekimena.

A las 11:00h se ha realizado una rueda de prensa en donde se ha explicado a los medios asistentes los motivos que nos han llevado a lanzar la campaña. También se ha repartido información a las personas viandantes y se ha presentado la nueva página web creada al efecto www.bancacivicasinarmas.org.

Carta abierta a la CAN
(Caja de Ahorros de Navarra integrada en Banca Cívica)

SEÑORES miembros de los consejos de administración de CAN y Banca Cívica: sus departamentos de marketing han hecho un extraordinario esfuerzo en los últimos años para convencer a clientes y al público en general de la vocación de transparencia y responsabilidad social de CAN y Banca Cívica.

Sus anuncios nos hablan de importantes proyectos sociales elegidos por clientes de CAN y de una revolución en su forma de hacer negocios.

La actual globalización económica ha traído consigo el concepto de consumo responsable. La idea subyacente es que la globalización ha causado un gran impacto sobre las poblaciones y el medioambiente en el mundo. Los estados, impotentes ante su progresiva pérdida de poder, se han mostrado más proclives a favorecer la expansión de sus empresas nacionales que a controlar su impacto en el exterior. El consumidor, por lo tanto, ha pasado a ser el protagonista a la hora de exigir un comportamiento ético a las empresas.

Como consumidores colaboramos a través de nuestras opciones de consumo con multitud de proyectos y empresas. Una forma sutil de colaboracionismo que con frecuencia olvidamos es la que se establece entre nuestros depósitos y los diferentes proyectos que nuestra entidad financia con ellos. Y para hablar de este tema me fijaré en cuatro compañías que producen armas muy controvertidas: Lockheed Martin, L-3 Communications, Textron y EADS.

Nota de prensa del
KONTZIENTZI ERAGOZPEN MUGIMENDUA
MOVIMIENTO DE OBJECION DE CONCIENCIA

CARTA ABIERTA AL RECIENTEMENTE CREADO GRUPO BANCA CÍVICA Y A LA CAN EN PARTICULAR

Desde el AA-MOC-KEM (Alternativa Antimilitarista-Movimiento de Objeción de Conciencia) queremos realizar una llamada de atención a las distintas entidades que componen la recientemente creada Banca Cívica para manifestar nuestra preocupación por sus inversiones en fábricas de armas.

Tal y como puede comprobarse en sus informes y memorias anuales hemos comprobado que Caja Navarra es el socio mayoritario de Oesia Networks S.L. con un 33 % de su capital social.

Hagamos del consumidor un ciudadano». Ésta parece ser la consigna detrás de ese creciente número de iniciativas privadas, lideradas por grandes empresas y entidades financieras principalmente, que han comenzado a 'robar' protagonismo en la esfera pública a organizaciones políticas y movimientos sociales.

La fórmula es sencilla, y rentable: ofrecer 'productos solidarios' que permiten respaldar los proyectos o programas que esas entidades incluyen dentro del ambiguo marco de su 'acción social'. Los clientes encuentran así una posibilidad de encauzar su afán solidario utilizando los mecanismos de relación comercial que esas entidades les ofrecen. Pueden hacerlo con dinero propio o eligiendo el destino de alguna parte de los beneficios de la entidad, o incluso vinculando la cantidad a la compra de algún producto concreto o al uso de algún servicio.

Pie de página

Promueve

Tema & Diseño por Investic con Drupal
Distribuir contenido