Economía Colaborativa

Noticia publicada en lainformacion.com

La comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este martes por unanimidad una proposición de CiU en la que ha reclamado al Gobierno municipal la redacción de un informe sobre el estado de regulación de la economía social y solidaria (ESS) y las propuestas que se han impulsado para evitar la proliferación de plataformas digitales que generan competencia desleal.

La economía colaborativa es un modelo económico basado en el intercambio y la puesta en común de bienes y servicios mediante el uso de plataformas digitales. Se inspira en las utopías del compartir y de valores no mercantiles como la ayuda mutua o la convivialidad, y también del espíritu de gratuidad, mito fundador de Internet. Su idea principal es: “lo mío es tuyo” (1), o sea compartir en vez de poseer. Y el concepto básico es el trueque. Se trata de conectar, por vía digital, a gente que busca “algo” con gente que lo ofrece. Las empresas más conocidas de ese sector son: Netflix, Uber, Airbnb, Blabacar, etc.

Nació con grandes promesas y con una belleza que dejaba sin palabras a quienes la cogieron de la mano en sus primeros pasos. Sin embargo, la adolescencia de la economía colaborativa se antoja rebelde y hay quienes temen el efecto de las malas compañías. Todos quieren saber cómo se portará con ella la madurez.

Dicen que lo importante de la mayoría de las historias no es cómo comienzan, sino cómo acaban. Y esto es un poco lo que le está sucediendo a la economía colaborativa. Si bien su nivel de implantación varía por países, comienza a generalizarse ese sentimiento de “esto no es lo que parecía” entre buena parte de sus seguidores y adeptos. Lo que comenzó como la promesa de cambio que todos esperaban (esperábamos), precisa ahora de ciertos matices.

El proyecto de economía colaborativa Laguncar en el que los particulares podrán compartir sus propios coches, ha arrancado en Bilbao con cinco vehículos adheridos al programa y más de 20 usuarios. 

Elkartasuneko ekonomiari loturiko Laguncar proiektuaren bitartez, jabetzan ditugun autoak partekatuz, 5 ibilgailu eta hogei bat pertsonak hasiera eman diote zerbitzuari Bilbon. 

Desde Laguncar nos invitan a participar en dos coloquios cuyo objetivo será dialogar sobre cómo crear un grupo de uso compartido del vehículo.

Si algo ha caracterizado la primera edición de OuiShare Fest Barcelona son las oportunidades que esta cita ha brindado para la comunicación y el diálogo entre diferentes alternativas económicas.

Entre la diversidad de enfoques que existen en la red de OuiShare , uno de los grandes debates que se dan dentro y fuera de la comunidad es cómo usar el potencial que tiene la economía colaborativa para superar el modelo económico dominante, que necesita sobreexplotar los recursos naturales y aumentar las desigualdades sociales que lo hacen posible para ir generando cíclicamente crisis financieras.

Pie de página

Promueve

Tema & Diseño por Investic con Drupal
Distribuir contenido