Decenas de miles de personas en el mundo están dispuestas a hacer sacrificios personales como pagar facturas más caras si el objetivo es ayudar a mitigar el cambio climático, según revela una encuesta internacional hecha pública hoy.