India, China, Pakistán, Uzbekistán y Rusia. Estos cinco países concentran más de la mitad —el 61%— de la esclavitud que hay en el mundo. En la actualidad, un total de 35.800.000 hombres, mujeres y niños, están considerados como “esclavos modernos”, según el informe anual The Global Slavery Index publicado este lunes por la ONG Walk Free.

El documento, que analiza el predominio, la vulnerabilidad y la respuesta gubernamental en 167 países, indica que la condición de esclavitud en el mundo ha aumentado un 20% respecto a 2012 —21 millones, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT)— puesto que “se ha mejorado la metodología” en cuanto al estudio de los datos. Los analistas, además, han incluído para el informe de este año a cinco nuevos países: Taiwán, Sudán del Sur, Corea del Norte, Kosovo y Chipre.