ANAGOS es el nombre de la RED CANARIA de Entidades de Promoción e Inserción sociolaboral.

La Red Canaria de Entidades de Promoción e Inserción Socio-Laboral Anagos, comienza su andadura en el año 1995, fruto de las inquietudes de diferentes entidades que tienen en común la atención a las desigualdades de aquellas personas o grupos más desfavorecidos: jóvenes, mujeres, parados(as) de larga duración, sin hogar, personas con algún tipo de adicción o ludopatía, reclusas y excarceladas, personas con algún tipo de discapacidad, inmigrantes, mundo rural..., y en definitiva, a todas aquellas personas que se encuentren en situación de exclusión social o en riesgo de padecerla, y por ello, con menos oportunidades de acceso a la educación, a la formación, al empleo, a la adquisición de bienes básicos para la vida por falta de recursos económicos, conforman el colectivo de atención de las entidades asociadas.

Por otro lado, destacar nuestro papel de interlocución con las Administraciones Públicas en materia de políticas sociales, de cooperación y generación de alianzas estratégicas con otras redes y entidades sociales que persiguen fines análogos a los de la Red Anagos, así como de sensibilización de la sociedad en general con el objetivo de la promoción e integración sociolaboral de los colectivos sociales desfavorecidos.

De esta manera sirviendo de cauce de cooperación entre sus diferentes entidades, Red Anagos potencia el trabajo en Red creando un importante equipo de entidades Canarias, que juntas trabajan para atender las desigualdades de colectivos en exclusión social o en riesgo de estarlo mediante la prestación de servicios y/o bienes desde las 17 entidades miembros de la asociación y/o desde la propia estructura de recursos técnicos y humanos de la Asociación.

Red Anagos asume como propios los valores desprendidos de los seis principios de la Carta “Emprender por un Mundo Solidario” Igualdad, Empleo, Medio Ambiente, Cooperación, Sin Carácter Lucrativo y compromiso con el entorno y apuesta por la Economía Solidaria, tratando de aplicar un modelo de “hacer empresa” que tenga en cuenta la organización democrática de la entidad, la gestión transparente, la preocupación por las adecuadas condiciones de trabajo, las relaciones justas con terceros y el reparto equitativo del beneficio justo; el rigor de la producción de los bienes y servicios, el uso de tecnologías limpias, la ética al planificar la producción en función de las necesidades de la población, eliminando la publicidad engañosa y la provocación al consumo; el reciclaje de todos los materiales posibles y el ahorro de energía, evitando el despilfarro... en definitiva una economía solidaria que participa concretamente en la lucha contra las causas de la exclusión y la pobreza y no únicamente sobre sus consecuencias.

Queremos hacer mención a la figura del ya desaparecido Domingo Pérez, el que allá por los años 80 fue parte importante de ANAGOS y uno de sus principales artífices; persona siempre preocupada y ocupada por la realidad de los colectivos más débiles y vulnerables de la sociedad canaria, creando líneas y alternativas de intervención que facilitaran la integración sociolaboral de las personas que corren el riesgo de quedar al margen de la sociedad y que creyó firmemente y potenció junto con otras personas “REDES”, redes que dan libertad, redes que intentan abrigar la intemperie de la realidad social. Él siempre afirmó que en “red podemos realizar una apuesta mayor y con más fuerza, no sólo a las consecuencias y problemas concretos, sino a las causas y a las políticas que tienen que ver con ellas.