Camper, Prada y Birkenstock están entre las marcas objetivo de una petición online

Para una gran parte del sector de la moda, divulgar datos sobre las cadenas de suministro es algo incómodo. Muchas de las empresas continúan escondiendo sus prácticas comerciales aunque proclaman que poseen altos estándares y mecanismos de garantía de Responsabilidad Social. Ha llegado la hora de que esa información sea pública y la responsabilidad efectiva.

La iniciativa impulsada por la Campaña Ropa Limpia Cambia Tus Zapatos está promoviendo una petición online para exigir a las marcas globales que publiquen los nombres y las direcciones de todos sus proveedores, se alejen del uso de productos químicos peligrosos y garanticen condiciones de trabajo justas y seguras para las personas que hacen sus zapatos.

Estas marcas tienen todavía camino que recorrer hasta la transparencia según el informe de Cambia Tus Zapatos ‘Derechos laborales pisoteados’. En el caso de Camper, que no colaboró con ese estudio el 2015 y no publicaba en ese momento ninguna información respecto a su responsabilidad de respetar los derechos humanos,  la campaña ya ha conseguido que dé los primeros pasos y publique una lista con sus principales proveedores y otra con las sustancias peligrosas que se manipulan en la producción.  Una prueba más de que la presión pública funciona. Sin embargo, Cambia Tus Zapatos continúa presionando a Camper para que cumpla con el total de las demandas de la petición y sigue a la espera de recibir respuesta por parte de la empresa a estas cuestiones.

Camper sigue ocultando un porcentaje de sus fábricas, seguramente las que menos escrutinio reciben por parte de la marca,  así como los talleres y el personal a domicilio subcontratados por las fábricas. Tampoco informa sobre los progresos realizados en el abandono de productos químicos peligrosos utilizados en el curtido del cuero sobretodo, como el Cromo, que figuran en su lista. Por último, falta también que rindan cuentas sobre sus actuaciones para garantizar el respeto de todas las normas de salud y seguridad, así como de otros derechos humanos como los salarios dignos y la libertad de asociación, a base de publicar los resultados de las auditorías a sus proveedores y las medidas correctivas que Camper haya impulsado en consecuencia.

La transparencia es una poderosa herramienta para promover que las empresas del sector rindan cuentas acerca de los derechos laborales en las cadenas de suministro globales. "Si sabemos qué marcas están comprando en las fábricas, podemos responsabilizar y alertar a las marcas sobre los problemas relacionados con los derechos laborales u otras vulneraciones en sus fábricas proveedoras. Al mismo tiempo los trabajadores y las trabajadoras estarán mejor preparadas para plantear preocupaciones sobre los salarios y la seguridad en las fábricas a las marcas y reclamar indemnizaciones cuando sea necesario" declara Eva Kreisler, coordinadora de la Campaña Ropa Limpia.

Foto de GMB Akash