Lugar de la noticia: 
Zaragoza

Información facilitada por el Magazine del Mercado Social Aragón

Idema, entidad de REAS y Mercado Social Aragón, nace en 2002 como una iniciativa de autoempleo de cuatro personas procedentes de distintos ámbitos (dos economistas, un ingeniero técnico y un profesional de la educación medioambiental) que decidieron juntarse y fundar una consultor.

Hablamos con Chus, uno de sus miembros, en la sede de la calle Boggiero de Zaragoza, que nos cuenta cómo han ido evolucionando desde sus orígenes. Cuando Idema se constituyó como sociedad limitada en el 2002 ―aunque Chus nos cuenta que tienen intención de convertirla en cooperativa algún día― pretendía ser una consultora medioambiental, pero las cosas fueron derivando a partir de 2006, aproximadamente, cuando ganaron un concurso para la Diputación de Zaragoza para la implantación de la Agenda XXI en pueblos de las comarcas de Zaragoza.

“Se trataba de un plan estratégico que consistía en hacer un diagnóstico de la situación del municipio: problemas, necesidades, carencias… ¿Qué ocurre? Que para hacer ese diagnóstico no solo tienes que recoger información como datos y cifras, sino también consultar a la ciudadanía. Esto tomaba la forma tanto de encuestas como ―y esto es en lo que más directamente consiste la participación ciudadana― foros de participación, en los que se busca generar un debate y hacer una serie de consensos mínimos entre la gente que participa para definir esas necesidades y esas soluciones también. El diagnóstico que se hacía en Agenda XXI incluía las dos cosas: un tema cuantitativo de datos, cifras, mapas, cómo es el municipio, si hay riesgos de inundación, etc., pero también lo que opinaba la gente: por ejemplo, que hacía falta un centro para mayores, que los jóvenes se van por tal motivo… Eso nos llevó a aprender técnicas de dinamización de foros y de participación ciudadana, con lo cual hemos ido especializándonos un poco por ahí”, apunta Chus.

Ante la pregunta de si la participación ciudadana es, por tanto, su actividad principal, Chus nos responde que en los últimos años así es, lo cual no quita para que estén abiertos a otras cosas. Por ejemplo, otro de los socios, Manuel, que procede del ámbito de la educación medioambiental, ya se ocupaba antes de realizar itinerarios escolares en el galacho de Juslibol. Y sigue haciéndolo desde Idema, así como también lleva a cabo algunos talleres y cursos de formación medioambiental. Además, nos cuenta Chus, si alguno de los trabajos de participación ciudadana que desempeñan necesita ir acompañado de algún servicio de diseño, como desarrollar una página web sencilla o elaborar formularios, etc., también lo resuelven ellos.

Foto: Resón

Foto: Resón

Idema ha sido la entidad encargada de elaborar el Balance Social 2016 para MESCoop, así que le preguntamos con curiosidad por la experiencia y nos asalta la duda de cuál es el motivo por el que algunas entidades del Mercado Social no se han animado a participar de esta herramienta. “Es el segundo año ya que los hacemos, también elaboramos el Balance Social 2015. Julián es quien se ha ocupado principalmente de ello. Yo he hecho la redacción final, junto con mi compañera Jara. Y sobre la participación, creo que es una cuestión de decisión y de que aún falta un poco de concienciación. Idema ha participado también como entidad y nos costó solo una hora. Y eso que lo hicimos decidiendo las respuestas entre los cuatro, porque además de la parte de cifras y datos incluye partes más subjetivas que rellenamos entre todos. Lo de recopilar los datos es lo que puede dificultar un poco más la tarea en función de cómo se tengan recogidos, pero no creo que el total ocupe más de una mañana. Por parte del colectivo del Mercado Social, a través de la Feria, por ejemplo, se ha incidido bastante en la importancia de la herramienta como forma de medirnos y mostrarnos a nosotros mismos que efectivamente cumplimos con los compromisos que asumimos con la sociedad y creo que se va a viendo como más importante cada año por parte de las entidades”.

Chus explica que el problema de corregir la herramienta es que si se cambia demasiado, será difícil hacer comparaciones de resultados. Pero el reto está en encontrar el equilibrio entre mejorar los errores que se detectan y que siga sirviendo para comparar entre periodo, de forma que sea cada vez más precisa.

Ante la pregunta por futuros proyectos, nos habla de que están comenzando a hacerse una reflexión junto con el resto de entidades de participación ciudadana que pertenecen al Mercado Social: “Hay cierta oferta de proyectos por parte de Administración, pero se están apretando cada vez más las condiciones económicas. Incluso en ocasiones se convocan concursos en los que solo se toma en consideración la oferta económica. Esto nos lleva a situaciones en las que te ves abocados a tirar precios, que hacen imposible a veces que se puedan cumplir los principios que deseamos. Por ello estamos comenzando una reflexión entre las entidades del Mercado Social que nos dedicamos a la participación ciudadana sobre cómo buscar maneras de colaboración que nos permitan afrontar las condiciones económicas que oferta la Administración de una forma colaborativa y no competitiva, porque además, si es competitiva, daría lugar a la autodestrucción. Se trataría de tener una estructura definida bajo el amparo del Mercado Social, que nos permita presentarnos juntas a los concursos, en lugar de hacer una UTE específica cada vez. Son ideas solo, no estamos haciendo nada en concreto porque además fin de año es un mal momento. Y hay muy buen rollo en general, pero si no hacemos algo puede dejar a haberlo”.

Por otro lado, como proyectos particulares para el desarrollo de Idema, parece que tienen claro su deseo de diversificar, tanto por gusto personal como por necesidad. “Cada vez hay más entidades, y también empresas de las duras, que se están dedicando a esto, por lo que tenemos que buscar la manera de diversificar y nos lleva a la plantearnos la reflexión de qué otras cosas debemos y queremos hacer…”, concluyen.

¿Quieres contactar con Idema?

Puedes hacerlo a través de su página web www.idema.info, en el correo electrónico idema@idema.info o llamando al teléfono 976 158 486.