Lugar de la noticia: 
Pamplona - Iruña

Se trata de una concesión a siete años para la explotación de la zona de taquillas y cafetería como espacio cultural, de exposición y de venta solidaria

El proyecto Geltoki da un paso más con la aprobación inicial esta mañana en la Junta de Gobierno Local de la licitación para su gestión y explotación, es decir para determinar qué se hará en ese espacio (proyecto) y cómo se llevará a cabo. El Ayuntamiento de Pamplona ha dado a conocer los pliegos que regirán la concesión administrativa de una parte de la planta baja de la estación de autobuses como espacio de economía social, solidaria y cultural, concretamente la comprendida en el espacio que antiguamente ocupaban las taquillas y la cafetería. Esa licitación se resolverá para principios de 2018 con lo que se prevé que el espacio, de unos 900 metros cuadrados, pueda abrir sus puertas a la ciudadanía en marzo.

La concejala delegada de Economía Local Sostenible, Patricia Perales, ha detallado las condiciones que establece el pliego para licitar esa concesión que tendrá una vigencia de siete años, hasta el 31 de diciembre de 2024. Desde el punto de vista administrativo, la aprobación hoy de este documento supone uno de los últimos pasos para la culminación de un proyecto que nace de la propuesta presentada por la Red de Economía Alternativa y Solidaria REAS Navarra y otras entidades con la denominación de "Proyecto Geltoki" para el uso de parte de la planta baja de la antigua estación de autobuses como espacio de economía social. Este proyecto fue declarado ya en su día por el propio Consistorio como de interés público (acuerdo de Junta de Gobierno Local de 9 de mayo de 2017).

El proyecto Geltoki busca la promoción de la economía social y solidaria, la autosuficiencia económica (ya que con la venta de productos se podrá financiar la actividad cultural que se realice en el espacio) y la construcción de una iniciativa abierta y plural que fomente el tejido social. En el diseño del espacio de la zona de taquillas y cafetería, cuyas líneas generales de proyecto y forma de gestión han sido aprobado inicialmente esta mañana, se ha tenido en cuenta esta iniciativa, creando diferentes áreas para mercado social, actividades culturales, restauración y eventos y ferias.

En los últimos meses, el Ayuntamiento de Pamplona ha realizado obras por valor de 645.528,06 euros para la adecuación de los espacios. Teniendo en cuenta esta inversión y la que deberá acometer la concesionaria en maquinaria e instalaciones de cocina y cafetería (un mínimo de 46.500 euros), se establecen 2.000 euros como canon mínimo anual de utilización del espacio, un canon que también podrán variar en las ofertas que presenten.

Promoción de artistas locales e impulso de los principios del Pacto de Milán

La concesión incluye como espacios objeto de utilización privativa la zona de taquillas y venta, la zona de cafetería y las zonas comunes. Estas últimas, con unos 450 metros cuadrados, se corresponden con el espacio central de circulación y tránsito, los baños, las escaleras, el almacén y los accesos. Las zonas de paso, cuando sus dimensiones lo permitan, podrán servir para promocionar, apoyar, difundir y servir de plataforma a artistas locales ajenos al circuito de arte convencional, mediante la realización de exposiciones o manifestaciones artísticas compatibles con la finalidad de la concesión.

La zona de taquillas se destinará tanto a espacio cultural como a la exposición y venta. Se trata de 16 espacios, con un total de 315 metros cuadrados. Una parte de esas taquillas acogerán espacios para sensibilizar a la ciudadanía respecto a la economía solidaria y responsable, los compromisos establecidos por el Pacto de Milán, el comercio local, el consumo responsable, las energías renovables o cualquier otra actividad que promueva un modelo social y económico sostenible.

Las taquillas destinadas a la venta serán un espacio para la distribución de productos ecológicos, verduras, hortalizas de la huerta navarra, productos "kilómetro 0", productos frescos y de temporadas locales, mercadillo de productos reciclados o de segunda mano, y venta de productos artesanales con certificados de calidad que garanticen la procedencia de los productos y hagan visible el trabajo de las personas productoras.

La cafetería, por su parte, será un espacio dedicado a promover la cultural gastronómica sostenible y saludable, con una oferta en la que estén presentes productos ecológicos, verduras y hortalizas de la huerta navarra, "kilómetro 0", productos frescos y de temporada. Como zona de cafetería se incluyen también los espacios de almacén - cámaras, vestidor, zona de lavado, almacén y cocina, en total, unos 170 metros cuadrados.

Acceso libre y actividad durante al menos ocho meses y medio

El acceso y la visita a los diferentes espacios será libre para el público en el horario que disponga el Ayuntamiento de Pamplona conforme a la normativa foral aplicable a las actividades desarrolladas. La cafetería y las zonas de exposición y venta permanecerán abiertas y en funcionamiento, como mínimo e ininterrumpidamente, entre el 1 de marzo y el 30 de septiembre, y entre el 1 de diciembre y el 10 de enero, siendo facultativa para la concesionaria la apertura en otros días del año.

La concesión, una vez adjudicada, estará abierta a la participación de personas o entidades que desarrollen actividades sociales y culturales relacionadas con la promoción de la economía social, solidaria y responsable. Esta participación deberá ser comunicada previamente por la concesionaria si implicara la asignación de uso de taquillas o puestos de venta.

El pliego incluye también un apartado en el que describe posibles penalidades para la empresa concesionaria por incumplimiento de las obligaciones establecidas. Esas penalidades se clasifican en leves, graves y muy graves. Llevan aparejadas, además, sanciones que para las infracciones leves pueden elevarse hasta 300 euros, para las infracciones graves oscilarán entre los 301 y 600 euros y para las muy graves, entre 601 y 900 euros.