Lugar de la noticia: 
México

Clausuran ‘Diplomado en política, institucionalidad y legislación en y para la Economía Social y Solidaria’, impartido por la IBERO a funcionarios del Senado

Tener en México 43 millones de personas en situación de pobreza obliga a mirar otras alternativas al modelo económico vigente, como sería la economía social y solidaria; sobre la cual es importante aprender, ya que puede contribuir a generar condiciones necesarias para potenciar el desarrollo social y no disociarlo del desarrollo económico de la población, dijo José Luis Macías Guerrero, secretario técnico de la Comisión de Desarrollo Social del Senado de la República.

En la sede del Senado, donde se impartió y clausuró el ‘Diplomado en política, institucionalidad y legislación en y para la Economía Social y Solidaria’, ofrecido por la Dirección de Educación Continua (DEC) de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, Macías señaló que es menester de los diplomantes contribuir desde el trabajo legislativo en colocar el tema de la economía social y solidaria en el ámbito del interés general.

El licenciado Anuar Dáger Granja, director General del Centro de Capacitación y Formación Permanente del Senado de la República, añadió que la economía social y solidaria es la llave que se debe seguir promoviendo en el camino de la política pública, para reconocer su  importancia y consolidarla como un gran instrumento para México.

“La economía social ha sido y es la llave para el acceso al desarrollo de millones de familias en el mundo”; ese es el tamaño de la importancia del diplomado impartido en 17 sesiones y más de cien horas de trabajo académico, de reflexión y análisis en el aula, bajo la conducción de los profesores de la DEC de la IBERO, Hugo Paulín, Vicente Ramírez y Francisco Saucedo, a quienes Dáger reconoció su constancia, formalidad y habilidad docente.

Igualmente distinguió a los directivos de la Iberoamericana por la elaboración del programa académico del diplomado, lo que reiteró que esta institución educativa es una universidad de primer nivel, que forma “mentes activas, propositivas y sociales”.

A decir de la Senadora Martha Palafox Gutiérrez, secretaria de la Mesa Directiva del Senado de la República, la economía social y solidaria en México debiera ser la política número uno, con el fin de tener un proyecto de nación, “para caminar con rumbo, con guía, con proyecto y solidariamente; y eso quiere decir con justicia y con equidad”.

Una economía social y solidaria es lo que necesita México para salir adelante, pues hay millones de hombres, mujeres y niños sin una luz que les indique hacia dónde vamos y cuál es nuestro rumbo, mencionó.

Citlalli Morales Gallardo, subdirectora de Control Normativo de la Controlaría Interna, apuntó que a lo largo del diplomado se estudiaron los elementos que componen a la economía social y solidaria, la cual puede definirse como una estrategia de desarrollo cuyo objeto es la resolución de necesidades de los individuos, organizaciones, comunidades y del medio ambiente, para lograr el desarrollo económico y social, justo, inclusivo e igualitario.

“En este sentido, la premisa para hablar de la economía social y solidaria como una estrategia de desarrollo es el actual modelo económico imperante en nuestro país y en nuestra región. Al respecto, debemos reconocer que cualquier modelo económico debe favorecer el dinamismo y el cambio productivo que se requiere para incrementar de manera sostenible la capacidad de generación de riqueza, empleo remunerativo e ingreso en el país”.

En tanto que la Senadora Iris Vianey Mendoza Mendoza, presidenta de la Comisión de Desarrollo Social del Senado de la República, agregó que el tema puesto sobre la palestra, el de la economía social y solidaria, “va a definir en gran medida las políticas públicas, reconociendo no el fracaso, pero sí la insuficiencia de las políticas públicas del Ejecutivo en todos sus niveles, federal, estatal, municipales…para combatir la situación que  hoy tenemos tanto de hambre como de pobreza extrema; y el fracaso del sistema, no del todo, pero sí del sistema económico”.

También reconoció que desde el Congreso el trabajo ha sido insuficiente para generar un marco jurídico que permita al Ejecutivo federal trazar una ruta con mayor precisión y con una dirección encaminada a lograr, si no el reparto equitativo de la riqueza, (si) las condiciones mínimas de bienestar.

Así las cosas, destacó la necesidad de tener en el Senado una capacitación permanente para concretar iniciativas de ley e instrumentos legislativos que puedan servir para transformar la vida de los mexicanos y las mexicanas. “De la mano con la IBERO…y con todo este equipo de trabajo, vamos a hacer productivos estos últimos meses en cuanto a la agenda legislativa”.

IBERO, vínculo con actores clave

A nombre de la Iberoamericana Ciudad de México, la doctora Helena Varela Guinot, directora de la División de Ciencia, Arte y Tecnología, subrayó que el sello que esta Universidad ha podido dejar en el Senado a lo largo de los últimos cinco meses obliga a la IBERO “a pensar el papel que queremos tener como institución de educación superior, no sólo en su papel formativo, sino también, y sobre todo, en su vinculación con la sociedad”.

“Es importante no perder de la mira ese papel de la universidad y su capacidad de tener un dialogo constante con el sector público y privado. Esta capacidad además no la debemos utilizar para el mantenimiento del status quo, sino para la formulación de nuevas propuestas de modelos alternativos que nos lleven a lograr una sociedad más justa y equitativa”.

El de la IBERO no puede ser el papel de simple espectadora de la realidad, sino que debe asumirse como agente de cambio que pueda incidir en la realidad. “Pero esa posibilidad de incidir sólo la podemos hacer a través de alianzas con actores claves que se tornen en colaboradores para lograr un verdadero cambio; de ahí la importancia de esta vinculación con el poder legislativo, ese poder de donde pueden emanar las leyes que permitan construir un orden social distinto”.

En la clausura del ‘Diplomado en política, institucionalidad y legislación en y para la Economía Social y Solidaria’ también estuvieron en la mesa del presídium, por parte de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, el licenciado Jesús Campos Orozco, director del Centro Internacional de Investigación de la Economía Social y Solidaria en México; y el maestro Randolfo González de la Mora, director de Educación Continua.

Diplomado de la DEC

El próximo año, del 19 enero al 14 abril de 2018, la IBERO, a través de la Dirección de Educación Continua (DEC), y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), unidad Azcapotzalco, impartirán el 'Diplomado Economía Social Solidaria en México'.