Por Juan Garibi, responsable del Área Fiare

En el año 2007 tuvimos la oportunidad de financiar la cooperativa Cal Cases, un proyecto de vivienda compartida de un grupo de personas que habían tenido una experiencia previa en el ateneo Rosa de Foc del barrio de Gracia. Nos hablaban del cooperativismo de vivienda en régimen de cesión de uso, que nosotros desconocíamos y que, durante estos años, hemos ido escuchando cada vez más a través de movimientos sociales como Sostre Civic.

Pensamos que se trataba de una bonita experiencia, pero aislada. Posteriormente nos llegaron dos iniciativas; Trabensol (Madrid) y Convivir (Cuenca) del llamado "senior cohousing", la aplicación de estos principios a la convivencia de personas mayores. Proyectos con mucha humanidad pero que también parecían experiencias puntuales.

Igualmente, pudimos participar en un proyecto de cooperativa integral, Ca l´Afou, que incorporaba a la vivienda el empleo como elemento compartido.

Aunque progresivamente aparecían diferentes declinaciones del principio comunitario aplicado a la vivienda cooperativa, no teníamos un discurso unitario, sino que analizábamos cada operación de forma aislada. Tampoco trabajábamos la financiación del acceso a la vivienda de particulares, con lo que resultaba difícil tener una visión global de la situación.

Este año 2017 está siendo muy intenso en este tipo de operaciones, consolidando estas propuestas "pioneras" aprovechando el dinamismo de algunas Administraciones Públicas con la economía social. En este sentido hemos financiado las viviendas en régimen de alquiler social de Zaragoza Vivienda, sociedad pública municipal, o el concurso de cesión de suelo público para cooperativas en régimen de cesión de uso del Ayuntamiento de Barcelona, o la financiación de una experiencia de cohousing de 3 familias en Ibiza (Es Porxos), isla en la que el acceso a la vivienda es un problema de primer orden.

Cuando un sector está naciendo, se hacen muchas cosas para abrir caminos, que seguro son mejorables, pero que son fundamentales para abrir la mente y desarrollar a partir de ejemplos concretos. Para nosotros es una oportunidad de crecer acompañando, con humildad, pero sabiendo que nuestro sitio está en esas fronteras que se van abriendo. Gracias al trabajo de mucha gente durante estos años, ahora estamos hablando de algo que en 2007 parecía imposible.