Lugar de la noticia: 
Valladolid

Por Víctor Vela para El Norte de Castilla

El proyecto pionero impulsado por tres jóvenes cooperativistas permite desayunar o tomar cañas en el mismo local en el que venden libros

Huele a tinta y a tostadas, a hojas con hojaldres, a zumos de naranjas concentradas y pulpa de letras exprimidas. Sabe a té con literatura, a café con poesía, a un ensayo de Historia sin la doble ración de azúcar. Es una cafetería, pero en realidad es La Otra. Es una librería, aunque en verdad es La Otra. Es la primera iniciativa que aúna ambas vertientes en un mismo local. Cerveza con libros. Café con todas las letras.

«Llevábamos un año rumiando la idea», cuenta Arantxa Mateo, quien junto a Guillermo Vera y Karima El-Amrani ha creado una cooperativa de iniciativa social (con el apoyo y asesoramiento de Fiare Castilla y León) para sacar adelante este proyecto, una acción pionera en Valladolid que abrió sus puertas hace mes y medio en la calle Juan Mambrilla. La Otra es una librería café.

«Veíamos un potencial muy grande; en la ciudad no había un espacio así, pero sí que existía una demanda ciudadana de algo con estas características», cuentan sus responsables entre los posos que dejan las letras y el café. «No queríamos que la librería y la cafetería fueran departamentos estancos, sino que formaran un espacio vivo en el que suceden cosas». Encuentros literarios, presentaciones artísticas, talleres...

Arantxa es socióloga y trabajadora social con una acentuada pasión por los libros. Karima trabajó como empleada del hogar y tiene una mano fantástica para los dulces. Guillermo atesora la experiencia de una iniciativa similar en Pamplona. «Los tres somos ya familia, habíamos creado un vínculo que ahora toma esta forma». Jesús de los Ojos es el arquitecto responsable de diseñar el local que hasta hace unos meses ocupaba la librería de segunda mano La Leona. «Nos gustó que se mantuviera la vinculación con los libros», asegura Arantxa. Aunque lo hace ahora con otra perspectiva.

«Nuestro catálogo está compuesto por esos libros que no es fácil encontrar en otras librerías», comenta Guillermo. Unos estantes repletos de títulos vinculados con la ecología, el feminismo, los movimientos sociales, la economía alternativa. «Son libros que ofrecen un análisis de la realidad desde una perspectiva crítica».

Basta con trastear por las estanterías y fijarse en los títulos y los nombres que se han dado a las diferentes secciones. «Queríamos romper las categorías académicas». Así, no hay anaqueles dedicados a Historia, Filosofía, Economía.Los libros se agrupan bajo epígrafes como ‘Hablemos lxs subalternxs’ (referencia a Spivak para los volúmenes de migraciones y descolonización), ‘Grietas’ (para los libros sobre movimiento sociales), ‘Diversxs y orgullsxs’ (para los textos sobre diversidad sexual) o ‘Historias encontradas’, donde se reúnen los ejemplares de narrativa, con una apuesta clara por la literatura escrita por mujeres. «Forma parte de nuestro compromiso: dar a conocer o recuperar voces de escritoras que se han visto sepultadas por la historia o las editoriales». Y cuentos infantiles «para crecer en libertad».

La filosofía de La Otra Librería se extiende a la oferta hostelera, con un catálogo de productos ecológicos, de comercio curso o emprendedores locales. La harina viene de Piñel de Abajo, el aceite de Tudela, la cerveza es artesana y hay vinos de producción ecológica. Eso, sin olvidar los dulces de Karima:bizcochos, tartas, panes árabes. El local dispone además de una zona de reuniones (abierta a los clientes) decorada con lápices clavados en la pared de los que cuelgan pliegos de ‘Rayuela’, uno de los libros de cabecera de este grupo de amigos y cooperativistas que han hallado en Juan Mambrilla la receta para, al mismo tiempo, servir libros y leer cafés.

La Otra ha contado con el apoyo y asesoramiento de la Asociación Fiare CyL a través del convenio que tiene con el Ayuntamiento de Valladolid (Fondesva). "Gracias a eso hemos podido acceder a un préstamo que ha cubierto parte de las necesidades de financiación de nuestro proyecto. El Fondesva está destinado a facilitar la financiación de proyectos de la economía social en Valladolid", explican.