La Comisión Europea publicó el 29 de febrero de 2016 el resultado del Eurobarómetro Especial 441: El Año Europeo para el Desarrollo – opinión de los ciudadanos sobre el Desarrollo, la Cooperación y la ayuda al desarrollo.

La cuestión planteada era la siguiente: “¿Estaría usted dispuesto a pagar más por los alimentos u otros productos de los países en desarrollo para apoyar a las personas que viven en estos países (por ejemplo, por productos de Comercio Justo)?”

Conforme a los resultados del Eurobarómetro, la mitad de los encuestados estaría dispuesto a pagar más por los artículos de alimentación u otros productos de los países en desarrollo para apoyar a las personas que viven en esos países. Un tercio estaría dispuesto a pagar hasta un 5% más (33%), mientras que el 13% estaría dispuesto a pagar incluso más (entre un 6 y un 10%) y el 4% pagaría incluso más de un 10%. El 47% restante declara no estar dispuesto a pagar más para apoyar a las personas que viven en países en desarrollo y el 3% no sabe/no contesta.

La proporción de encuestados dispuestos a pagar más ha aumentado ligeramente desde 2014 (1 punto), y ahora está en su nivel más alto desde 2009.

Además, el estudio se centró en los jóvenes de edades comprendidas entre 15 y 24 , para ver si hay una diferencia respecto a la opinión de los jóvenes y los mayores de 25 años de edad. El resultado fue que los jóvenes estaban, en general, más dispuestos a pagar más por los artículos de alimentación para apoyar a las personas que viven los países productores que las personas mayores de 25. De hecho, el 56% pagaría más mientras que el porcentaje se reduce al 48% en el caso de los mayores de 25 años.

España es uno de los cinco países donde al menos uno de cada cinco encuestados está totalmente de acuerdo con que las personas pueden desempeñar un papel en la lucha contra la pobreza en los países en vías de desarrollo (24 %), y en total el 64 % está de acuerdo hasta cierto punto (frente a una media de la UE del 52 %). El porcentaje de personas personalmente implicadas en ayudar a los países en vías de desarrollo es similar al de la media de la UE (31 % frente a un 33 %) pero los encuestados en España están menos dispuestos a pagar más por productos de los países en vías de desarrollo (45 % frente al 50 %).

Fuente: Coordinadora Estatal de Comercio Justo