FICHA DEL LIBRO

Simplicidad radical
Huellas pequeñas en una tierra finita
TITULO ORIGINAL: Radical Simplicity (USA)
AUTOR: Jim Merkel
EDITORIAL: Fundación Terra
COLECCIÓN: Documentos Tercer Milenio, 5
IDIOMA: castellano
TAMAÑO: 17 x 24 cm
PAGINAS: 252
AÑO: 2007
ISBN: 84-87064-37-X
PVP: 14 euros
SOLICITAR: Tienda virtual BIOHABITAT
WEB: Enlace al libro

>> Descargar índice completo
>> Descargar los primeros capítulos

INTRODUCCIÓN

Simplicidad Radical
es el primer libro para acompañarnos si decidimos plantearnos el objetivo personal de llevar una vida más sostenible. Por ello aporta un método sencillo que nos convierte en contables de nuestras pertenencias y actividades. A su vez valora la huella ecológica de nuestro estilo de vida. Además nos propone ser más equitativos entre las personas y el resto de los seres vivos que nos acompañan en este planeta.

Manual para la vida simple

No hay mejor guía práctica para aprender haciendo y caminar para ser ciudadanos más solidarios con la Tierra y todo lo vivo, tanto lo presente como lo futuro. En definitiva, ser más ecológicos. Escrito por el estadounidense Jim Merkel la obra trasluce también su experiencia humana aplicándose el método por lo cual cada página es sincera y sin dogmatismos. Estamos frente a una obra que es muy inspirada y reveladora por el mensaje positivo que aporta.

RESEÑA DEL AUTOR

Originariamente ingeniero militar y comercial de la industria armamentística, Jim
Merkel cambió su vida en el momento del desastre del Exxon Valdez, abandonando su trabajo por dedicarse al servicio medio ambiental y la paz mundial. Simplificó su vida y 14 años más tarde continúa como voluntario y vive con 5.000 dólares al año.

Jim fundó el Grupo de Trabajo para el Transporte Alternativo en San Luis Obispo, California, y obtuvo una posición electa en el Club Sierra mientras afilaba habilidades urbanas para la vida sencilla. En Washington ha mediado por las tierras vírgenes, la paz y los derechos de los nativos americanos. En 1994, recibió una beca para investigar la sostenibilidad en Kerala, India. Al año siguiente, fundó el Proyecto de Vida Global (Global Living Project) e inició el Instituto de Verano del Proyecto de Vida Global para descubrir que cada individuo debería dar derecho a «compartir equitativamente» la Tierra. Con gran ayuda por parte de amigos y de su compañera Rowan Sherwood, diseñó y construyó para el Proyecto de Vida Global las instalaciones para un hogar con permacultura que sirviera de demostración. El Proyecto de Vida Global todavía sigue fortaleciéndose.

Jim también ha animado el ciclo de charlas «Ir en bicicleta por un futuro sostenible», que ha recorrido más de 16.000 km, y ha impartido cientos de talleres sobre vida sostenible. La bicicleta sigue siendo su principal forma de transporte, tanto entre ciudades como en viajes hacia Méjico, dos veces a través de Canadá, así como por Europa y la India.

Sus pasiones son las plantas silvestres comestibles, la vida salvaje y construir viviendas que incorporen material reutilizado procedente de las basuras. Con su compañera Rowan, se han reubicado en una casa de campo en Vermont para estar cerca de sus familias.